Al filo del mañana

Hace cuatro años escribí sobre Groundhog Day (El día de la marmota, Harold Ramis, 1993), y no puedo evitar evocar ese análisis ahora que he tenido oportunidad de ver Edge of Tomorrow. El tiempo resulta un factor fascinante para el ser humano. Entenderlo, controlarlo y utilizarlo es y será uno de los grandes temas para el hombre. Así, hay una infinidad de películas que hablan sobre viajes a través del tiempo y la manipulación de este en favor de un destino mucho más favorable.

En la película de Liman (Jumper, 2008; Bourne identity, 2002), sucede algo muy similar a lo que le ocurre a Bill Murray en El día de la marmota : un hombre debe vivir el mismo día una y otra vez, la gran diferencia es que en lugar de dormir, Cage (Tom Cruise) debe morir para volver a empezar la aventura que inagotablemente revivirá hasta que encuentre lo que necesita.

Aunque puede parecer que –dado su parecido con otras y puesto que la temática es temporalidad- Al filo del mañana es una cinta más de ciencia ficción que habla sobre la manipulación del tiempo, resulta un trabajo coherente e intenso que lejos de ser únicamente un desfile de efectos especiales, apela a una serie de temas mucho más complejos y posee cualidades que la separan del género de acción, para dar paso a algo mucho más profundo.

EdgeOfTomorrow_01Primero, habría que referir lo bien que Liman ha conducido a Cruise, explotando sus capacidades físicas para presentar a un personaje capaz, pero que evoluciona de la indiferencia y burla al completo involucramiento con una causa, pasando por la ternura  y el enamoramiento. Mientras todo eso ocurre, Cage alcanza a mostrar su más profunda desesperación al revivir el mismo día, junto a la fatiga de tener que morir consecutivamente durante las casi dos horas del metraje. Todo esto después de haber visto al actor haciendo el mismo tipo de papel en decenas de películas sin ningún atisbo de originalidad.

Lea también  La religiosa

A su lado, Emily Blunt se apodera de una armadura que es capaz de terminar con una invasión alienígena, mientras expone su equilibrio físico y mental, que se hace patente mientras hace yoga una y otra vez por la mañana, en la arena de entrenamiento. La actriz que hace mancuerna con Cruise, realiza con este un balance, gracias a su fortaleza y su afán por seguir adelante, aún cuando él –desconcertado- no reconoce el camino que pisa.

EdgeOfTomorrow_02Ante una inminente catástrofe internacional, el mundo está unido para luchar la batalla contra un enemigo poderoso. Por ello, el uso de la mercadotecnia y la publicidad como herramientas, que se utilizan para convencer a la población de la importancia de unirse a las fuerzas internacionales. El uso de los medios es fundamental para llegar a todos los rincones del planeta y mantener un discurso de unidad mundial, donde no importen las diferencias sociales o políticas de los países, sino salvaguardar la integridad de la humanidad.

Para llevar a cabo este discurso, no valen sólo los hechos (maquillados por los medios de comunicación), sino que se requieren voceros y líderes de opinión, cuya veracidad se pone en tela de juicio ante su participación directa en las actividades que ellos mismos promueven. Es este cuestionamiento una reflexión que se pone sobre la mesa en la película: la manipulación de la información y la continua creación de héroes responde a las necesidades políticas y sociales, y no a una honestidad de causa. No es raro que la ciencia ficción aluda a temas que se vuelcan sobre la manera en la que se hacen las cosas en el mundo.

Junto a este pensamiento, se explora la posibilidad que tiene el ser humano de lograr una transformación. Es el sentido de supervivencia lo que permite que una persona se adapte a cualquier circunstancia, incluso cuando esta incluye morir repetidamente (o al menos eso muestra la cinta); pero es este instinto el que promueve que un sujeto cambie y se obligue a sí mismo a ser mejor, aun cuando sus circunstancias sean adversas o limitadas. Es justo cuando la vida adquiere otro sentido, cuando el hombre puede aprovechar cada segundo del día para llegar más lejos, para disfrutar de los detalles. Algo que podría parecer una lección de vida muy a la About Time (Richard Curtis, 2013), se mezcla con secuencias de acción y se convierten en Edge of Tomorrow.

EdgeOfTomorrow_03La repetición, por otro lado, crea expectativas, y estas proveen una lectura de la película; sin embargo, la expectativa se supera una y otra vez, tal como lo hace Cage. Cada nueva vuelta al día es producto de cometer el mismo error, o no hacerlo. Es este continuo esperar lo mismo y revivirlo, o de pronto avanzar, lo que da una compleja sensación de déja vu, mezclado con sorpresa.

Lea también  Chinatown

Aunado a esto, y aunque a ratos pareciera no ser lo más importante, Al filo del mañana le da su lugar a las secuencias de acción, y logra crear una continua intensidad. Las persecuciones, las peleas y los complicados trajes letales producen emociones que apelan a la velocidad, el peligro y la supervivencia. Además de mantener un sentido heróico y de supremacía humana, que invade el ánimo del espectador.

Como estreno del verano, esta película da mucho más que otras cintas “taquilleras” construidas para llenar las salas y crear emoción y entretenimiento. Así, esta se edifica una y otra vez hasta que define su predestinado aunque incierto futuro, mientras invade las mentes de los espectadores y nos recuerda que vivir y revivir nos provoca seguir el camino de la atemporalidad y encontrar deleite en historias que hemos revisitado infinidad de veces, pero cuya forma se adapta a las necesidades del contexto.

Tráiler:

//www.youtube.com/watch?v=hkFtbHuQ7hA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *