Charlie’s Country

David Gupillil apareció por primera vez en Walkabout (Nicolas Roeg,1971), donde  interpretaba a un adolescente aborigen del desierto australiano que se encuentra con dos hermanos a los que su padre ha abandonado. El contraste de la civilización con el entorno natural donde el hombre blanco y urbanita no tiene posibilidad de sobrevivir. Cuarenta y dos años más tarde, David Gupilil vuelve a participar en el Festival de Cannes con una historia que podría leerse como una continuación de su vida, donde vemos en qué se ha convertido aquel adolescente aborigen tras el colonialismo del hombre blanco. Esta historia es Charlie´s Country, dirigida por Rolf de Heer, que presenta película en el festival por quinta vez, con una historia coescrita con David Gupilil, que aporta su experiencia de vida, dibujando un film con mucho de autobiografía.

Charlie ronda los sesenta años y se encuentra en una situación de desamparo desde que el hombre blanco impuso sus normas y redujo al colectivo indígena a una pequeña comunidad. No tiene trabajo ni casa, y dentro de su comunidad padecen bajas condiciones sanitarias y educativas. Todos sus intentos por salir adelante y vivir de la única manera que sabe son inmediatamente reprimidos por las leyes del sistema que le han impuesto. Cuando ya no puede soportar más su infelicidad dentro de la civilización, regresa en busca de la Tierra Madre que le vio nacer, pero nada es lo que él recordaba.

Lea también  Jauja

Rolf de Heer no pierde de vista la mirada de este hombre atrapado en una vida que no sabe vivir. Una mirada llena de melancolía y tristeza, que le ha valido el premio a la mejor actuación masculina dentro de la sección Un Certain Regard.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *