Deadpool

Superhéroes. Superhéroes. Superhéroes. O al menos películas y series devenidas de cómics. Así como en los 60 las salas de cine estaban repletas de westerns y todas sus alternativas, o en los 80 había películas que anticipaban lo que sucedería en un futuro inmediato, hoy parece ser que la tendencia es producir guiones basados en cómics. Esto no es casualidad, ya que con la llegada del streaming y la popularidad del cable, las películas y series basadas en cómics se multiplicaron, con Marvel y DC a la cabeza. Aquí es cuando llega Deadpool. Ya desde los créditos iniciales, la película advierte al espectador: te diremos la verdad, pero esto no deja de ser una película de Hollywood.

Deadpool rompe la cuarta paredRyan Reynolds, luego de su tan criticada interpretación en Linterna Verde (Green Lantern, Martin Campbell, 2011), aceptó ponerse el traje del antihéroe Deadpool, y hay que decirlo, ese traje rojo le calza de maravillas. Es que, claramente, la intención de Marvel y Disney era la de introducirnos al personaje para iniciar una saga, convirtiendo a esta película en eso: una carta de presentación de Deadpool al universo cinematográfico de Marvel. Por otro lado, la heroína (¿o antiheroína?) es Morena Baccarin, que aquellos que siguen los inicios de Bruce Wayne en la serie Gotham (2014-), bien la conocerán en su papel de Lee Thompkins, nada más ni nada menos que la novia del comisionado Gordon. Otros la pueden identificar como la esposa de Brody en Homeland (2011).

Ryan Reynolds explora su máscaraLo más interesante de Deadpool es que mantiene la atención del espectador desde el principio al fin. Su historia está contada con flashbacks y flashforwards, dándole una dinámica excelente. Entonces, gracias a esos flashforwards es que los guionistas decidieron contarnos como Wade Wilson, alias Deadpool (Ryan Reynolds), se convierte en mutante casi clandestinamente, secuestrado por un británico que se hace llamar Ajax (Ed Skrein), pero que luego descubrimos que se trata de ese tal Francis que busca el hombre en el traje rojo al inicio de la cinta. Skrein fue quien enamoró a Daenerys Targaryen en la temporada 3 de Juego de Tronos (Game of Thrones, 2011), en el papel de Daario Naharis.

Lea también  El hombre perfecto

Ed Skrein, villano de DeadpoolLa primera adaptación cinematográfica del “mercenario bocazas” (en el cómic se suele referir a Deadpool como “merc with a mouth”) llega de la mano de Tim Miller, quien tiene una experiencia previa más relacionada con los efectos especiales en la industria de los videojuegos y la animación. Uno de los primeros ideológos de este irreverente personaje fue Fabián Nicieza, un argentino que vive en los Estados Unidos y que hizo aparecer por primera vez en un cómic al antihéroe vestido de rojo, allá por principios de los noventa. Algo que proviene de sus raíces del cómic, Wade Wilson (o Deadpool, o mercenario bocazas, o masacre; llámenlo como más les guste) es la ruptura de la cuarta pared, algo que lo convierte en un personaje aún más simpático. Nadie imaginaría que luego de ver a un héroe luchando con villanos, el auto en el que viajan esté a punto de volcar y Deadpool nos interpele con un “¡Oh, oh…!”, para luego decirnos: “Dejé la estufa prendida?”. Este recurso está de moda y es utilizado en la actualidad por Frank Underwood (Kevin Spacey) en la genial House of Cards (2013) y, más allá en el tiempo, por Matthew Broderick en el papel de Ferris Bueller en Todo en un día (Day Off, John Hughes, 1986). Esta interpelación puede ser chocante para algunos, al tiempo que al acostumbrarse, el espectador termina integrándose de manera cómplice con el personaje, que habla en una tonalidad de monólogo muy amistosa.

deadpool baja del taxiComo ya es costumbre, Hollywood está haciendo culto de sí mismo y cada lanzamiento de una película de renombre cuenta con infinidad de easter eggs (elementos escondidos muy sutilmente que solo un fan o nerd puede observar) y cameos, como las ya clásicas apariciones de Stan Lee en el universo cinematográfico de Marvel, algo que Alfred Hitchcock y Orson Welles ya hacían a lo largo de su filmografía, hace más de 60 años.

Lea también  Pompeya

Deadpool en el puenteDeadpool es una de esas películas excelentes de Marvel, así como lo fueron Ant-Man (Peyton Reed, 2015) y Guardianes de la Galaxia (Guardians of the Galaxy, James Gunn, 2014), aunque en este caso, creo que se ha exarcebado al máximo esta nueva tendencia comiquera del cine de Hollywood, como he dicho anteriormente, con citas a sí mismo, característica que a alguien que disfruta de este nuevo universo de historietas le parecerán geniales, pero ojo: esto puede llegar a atentar contra los espectadores que no estén al tanto de la evolución de este mundillo que se ha creado en los últimos años.

//www.youtube.com/watch?v=Xmjjdep_5vI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *