Le Secret de la chambre noire (Daguerrotype)

Festival de Cine Fantastico de Sitges 2016 – Sección Noves Visions One

Existe, en la creación fotográfica, una intención inequívoca de inmortalizar un instante que se desvanece para siempre, tras haber pulsado el disparador. Le Secret de la chambre noire, a pesar de estar ambientada en la época actual, en su atmósfera se respiran vapores de hace más de siglo y medio. Kiyoshi Kurosawa, en su primer trabajo fuera de Japón, desentierra la daguerrotipia. Esta fue una de las primeras técnicas fotográficas, que consistía en la impresión de la imagen sobre una plancha de plata pulida, para lo que se empleaban larguísimos tiempos de exposición. El director japonés dilata el tiempo en esas sesiones fotográficas y entiende la captura de imágenes como un modo de aprehender la vida antes de que esta se extinga, como si de este modo fuese posible neutralizar la muerte. La dimensión gótica de esta historia se palpa en su principal localización, donde lo fantasmal ocurre como un recuerdo traumático que ha quedado demasiado impregnado, tanto en el espacio como en la memoria de los que allí viven.

Le secret de la chambre noireEn una mansión apartada del mundanal ruido, en las afueras de París, vive Stéphane (Olivier Gourmet), un reconocido  fotógrafo, con su joven hija, Marie (Constance Rousseau). Él es un gran especialista en daguerrotipia. Tras la jubilación de su asistente, decide contratar a Jean, un joven que le ayudará en este arduo proceso creativo. Marie es la modelo de todas sus fotografías, dedicada con gran disposición para que su padre logre su obsesivo propósito artístico, tras la muerte de su madre. Sin embargo, ha llegado la hora para que Marie se independice, tras encontrar un trabajo en Toulouse, y junto a Jean, intenta convencer a su padre para que venda la enorme casa donde viven. En el último tercio del filme, K. Kurosawa vuelve al significado de lo fantasmagórico como un espacio etéreo, fronterizo entre la vida y la muerte, algo que llevó hasta sus últimas instancias en la hermosa Journey to the Shore. Una dimensión atemporal, cuya naturaleza, ya sea mental o espiritual, toma forma real. Es en ese espacio donde Le Secret du chambre noir culmina, aunque muy seguramente, si esta cinta hubiese sido otra producción japonesa de K. Kurosawa, la resolución de la escena en la iglesia, nunca hubiese existido.

Lea también  El extraño

 

Tráiler:

//www.youtube.com/watch?v=tGnhgq_HVYk

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *