Life: La vida de James Dean

Muchas veces, la personalidad estilo rockstar no es simplemente una postura, algo que genera la simpatía en algunos y rechazo en otros. Esa actitud, a veces, es producto de otros problemas, relacionados con cómo se construye la personalidad de alguien y sus vivencias. Y por otra parte, en varias oportunidades, ese carácter choca contra otros con el ego igual de alto, pero en otras ocasiones termina generando algo similar a una amistad.

Codeándose con la crème de la crème de Hollywood de principios de los años 50, James Dean se iba haciendo lugar en la meca del cine norteamericano. El famoso fotógrafo de la prestigiosa revista LIFE, Dennis Stock (interpretado por Robert Pattinson), recién llegado de la ciudad de Nueva York, comienza a seguir la complicada personalidad de Dean, que interpretado por Dane DeHaan, establece una distancia con él desde un principio. Ambas actuaciones, sobre las que gira el eje argumental de la película, exhiben un trabajo artístico de gran altura.

life_james_dean_DeHaan_Ben_kingsleyHabiendo tenido una carrera más relacionada con la dirección de videos y documentales vinculados con la música -entre ellos, varios de Depeche Mode, U2 y Metallica-, el holandés Anton Corbijn también dirigió la película Control (2007), que abordaba la vida de Ian Curtis, el malogrado cantante de Joy Division. En 2010, realizó El americano (The American), con George Clooney como protagonista principal, y en 2014, El hombre más buscado (A Most Wanted Man), con el desaparecido Philip Seymour Hoffman.

Lea también  Son of Saul

Life: La vida de James Dean cuenta con un trabajo de producción y fotográfico soberbios, teniendo en cuenta que además de contar con la necesidad de destacar la personalidad de James Dean, debía generar el clima de la época que retrata, los años 50. La ambientación está tan bien lograda, que podríamos compararla con las de Dalton Trumbo (Trumbo, Jay Roach, 2015), ¡Ave, César! (Hail Caesar, Joel & Ethan Coen, 2016) o la serie de TV Mad Men (2007-2015), que están situadas en una época similar.

life_james_dean_Dane_DeHaanEl actor de Rebelde sin causa (Rebel without a Cause, Nicholas Ray, 1955) regresa, junto a Dennis Stock, a su pueblo natal en Indiana, mientras el fotógrafo buscaba concretar ese tan preciado trabajo para entregarle al editor de la revista LIFE. James Dean moriría siete meses después de este hecho en un accidente automovilístico, mejor dicho, en una carrera de autos, deporte del cual era aficionado, con tan sólo 24 años. Pero contrariamente a lo que uno supone al ver el título del filme, no se trata de una biografía de Dean, sino que retrata solamente la situación de Stock buscando realizar el trabajo que deseaba.  Para ser más preciso, aborda los meses anteriores al estreno de Al Este del Edén (East of Eden, Elia Kazan, 1955). También observaremos múltiples citas cinéfilas, como por ejemplo, a otra película de Elia Kazan, Un tranvía llamado deseo (A Streetcar Named Desire, 1951) o a actores de la época, como Audrey Hepburn, James Mason o Judy Garland.

life_james_dean_PattinsonOwen Pallett logra ambientar, mediante la música, esa atmósfera que rodea la historia, llena de la solemnidad y contrapuntos. Pallett también ha trabajado en el departamento de sonido de Her (Spike Jonze, 2013), y si efectuamos una comparación entre ambas películas, podemos encontrar ciertas influencias, especialmente si tomamos la características antes mencionadas como ejemplo.

Lea también  Five Days to Dance

Con entradas fugaces, veremos tanto a Ben Kingsley, interpretando a ni más ni menos que a Jack Warner, como a la italiana Alessandra Mastronardi, en el rol de los amores pasajeros que tuvo Dean, Pier Angeli. Vale mencionar que la napolitana ya demostró sus cualidades en A Roma con Amor (To Rome with Love, 2012), en la cual se veía envuelta en uno de los típicos embrollos amorosos, característicos en los filmes de Woody Allen.

life_james_dean_Alessandra_MastronardiSi tenemos en cuenta lo mencionado, respecto a su carrera y orientación cinematográfica, el director holandés evidencia una manifiesta predisposición a representar a las personalidades estilo rockstar y aunque sus últimas dos películas hayan tenido una temática alejada de ello, con Life: La vida de James Dean, Corbijn regresa a ese mundillo en el que se lo nota más que cómodo.

 

//www.youtube.com/watch?v=ei8TOgMOSM4

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *