Pride

En la historia de Reino Unido ha habido innumerables controversias sociales por cuestiones de género, laborales, por diferencias nacionalistas, protestas, cuestiones económicas, entre otras. En el cine británico han desarrollado un subgénero cinematográfico que trata temas sociales, mezclados con un sutil humor. Así, junto a películas como Kinky Boots (Julian Jarrold, 2005) o Pirate Radio (Richard Curtis, 2009) este año se ha estrenado Pride.

En esta película –basada en un hecho histórico-, un grupo de mineros convence al colectivo LGBT de que los apoyen durante la huelga. Así este grupo de jóvenes homosexuales juntan dinero durante meses, aun cuando algunos miembros del poblado de South Wales los desprecia por considerarlos repugnantes. No obstante las diferencias entre ellos, se generan lazos inquebrantables entre ambos grupos, dada la fuerza y el apoyo que reciben entre sí.

Pride es una película sencilla que contrasta lo grisáceo del pueblo minero con el color extravagante de la vida queer de Londres. Las costumbres de Gales con lo alternativo de la ciudad. Los adultos recatados, con la liberación juvenil. Los contrasten continúan hasta que una fusión sucede entre los extremos y comienza un reconocimiento respetuoso entre ambos.

Lea también  Kahlil Gibran’s The Prophet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *