The Riot Club

Entrar en Oxford es complicado, pero parece que algo aún más difícil es entrar a uno de los clubes masculinos más antiguos de la Universidad: el Riot Club. A este sólo ingresan los más guapos, adinerados e inteligentes estudiantes masculinos de la Universidad. Estos jóvenes encuentran en la opulencia, los excesos, la arrogancia y el despotismo una forma de vida, en la que el dinero puede comprarlo todo.

En su primera reunión formal, después de un arduo reclutamiento de nuevos miembros, tienen una cena en un pub de una población aledaña. Durante el evento, comen y beben sin tapujo alguno, llevando sus instintos al límite y descubriendo sus más profundos miedos y de lo que realmente son capaces, aun a pesar de su juventud y “clase”.

La directora danesa explora la naturaleza humana de un tipo de clase alta inescrupulosa, y lo hace a través de la mirada de jóvenes que parecen despreocupados, pero que resultan más salvajes que aquellos que ellos mismos creerían que no merecen ni ser mirados; todo esto a través de la mirada meticulosa y rítmica de su cámara que captura la esencia individual de cada personaje, hasta que crea al mayor protagonista: el Riot Club.

Lea también  The Double

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *