Vicenta

Resulta complicada la identificación de Vicenta como documental. Es una película de cinco minutos en el que Valencia continúa la indagación de Abuelos en la confluencia azarosa de destinos por la que nació en Ecuador, y tiene parientes originarios de ese país y exiliados de Chile por la dictadura de Pinochet. La protagonista figuraba como un personaje secundario en las historias que le contaron para hacer el filme anterior, y es una contraparte femenina de los dos personajes principales masculinos de esa película.

La animación de Vicenta es una técnica que podría ser considerada válida para el documental, en tanto evoca por sus tonos sepia a las viejas fotografías familiares. Pero esa es una fuente difusa. Podría pensarse, por otra parte, que las ilustraciones de Carlos Julio Sánchez son gráficamente análogas a la expresión del personaje de extracción popular, en tanto el artista es integrante del Movimiento Campesino de Córdoba, Argentina, y su obra gráfica está dedicada a documentar la vida, los problemas y las luchas de personas como Vicenta. En todo caso, la película sería un documental en el sentido más amplio de tratamiento creativo de la realidad que le daba John Grierson, y las dudas en cuanto al género cinematográfico serían aclaradas también por el criterio institucional. Encuentros del Otro Cine, de Quito, donde se estrenó el cortometraje, es un festival de documentales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *